La crisis inmobiliaria ha creado un nuevo perfil del comprador de viviendas, ha creado un antes y un después . Nos ha hecho ser más cautelosos.

Cuestiones que antes pasábamos por alto, son cruciales ahora y las debemos de tener en cuenta antes de comprar una vivienda.

Una de las cuestiones principales que tenemos que tener muy clara, es la capacidad de endeudamiento. Tenemos que tener muy claro, el porcentaje de nuestros ingresos que podemos destinar a la compra de una vivienda.  Éste, generalmente se sitúa entre el 30 y el 40 % de los ingresos de una persona.

Debemos elegir si queremos adquirir una vivienda nueva o una vivienda de segunda mano. Esta elección no  es baladí, no sólo va a repercutir en el tipo de impuesto que tendremos que soportar- IVA o ITP- sino también en otra serie de cuestiones, como en el dinero que tendremos que gastarnos  dependiendo del estado de la vivienda que pretendamos adquirir. A tal efecto, y con el fin de evitar sorpresas innecesarias, antes de comprar aconsejamos se dejen  asesorar por un profesional.

Si es una vivienda nueva, éste deberá comprobar bien los acabados, y si estamos ante una vivienda de segunda mano, habrá de comprobar la existencia de “vicios ocultos”, como grietas, humedades….etc.

Tanto en una como en otra, habrá de comprobarse  las calidades de la construcción, el estado de conservación de los elementos propios y comunes, así como las instalaciones de agua, gas, electricidad, tipo de calefacción, puertas y ventanas. Asimismo, deberá examinarse tanto la facha del edificio, como el ascensor, rellanos o cualquier elemento común que pueda intuir futuras derramas.

Otro aspecto a tener en cuenta, es la superficie de la vivienda, ésta influye no sólo en el importe del inmueble, sino que define la cuota de participación en los gastos de la comunidad de propietarios, y sirve además como base para la tasación de la vivienda.

De cualquier forma, un consejo útil, es que se dejen asesorar por profesionales como arquitectos y abogados, quienes velarán para que la vivienda que compra cumpla con todas las garantías técnicas y legales.

Y ojo, lector bloguero, no escatime en contactar con profesionales,  siempre saldrá ganando.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.