Buscando tu hogar

Quizás la parte más difícil en el proceso de compra de una vivienda, sea elegir la vivienda adecuada. Para ello, no sólo es necesario llevar a cabo una visita personal a la vivienda y comprobar la calidad de sus materiales, el estado de sus instalaciones, su grado de conservación, vistas, entorno, etc, sino que  también es imprescindible conocer cuál es su situación jurídica. Habrá que averiguar quiénes son sus propietarios, si exísten cargas o gravámenes que la afecten, si está sujeta a algún régimen especial, como ocurre con las viviendas de protección oficial, si está al corriente en el pago de cuotas de comunidad, si se ha pagado por ella el IBI, en el caso de las viviendas en consrucción o nuevas, si se ha contratado por el promotor un seguro que cubra los daños que puedan producir pro defectos estructurales del edificio, etc.

El exámen de al situación de la vivienda que pretendemos comprar se hace más difícil cuando la vivienda que pretendemos comprar no ha sido todavía construída. En este supuesto, habrá que comprabar que la promotora exíste, y que la persona que va a firmar en su nombre está facultada para ello, que la edificación cuenta con las preceptívas licencias, que el solar está inscrito a nombre de la promotora.., etc. Todas estas cuestiones y muchas más deberán ser comprobadas por el profesional que usted contrate, el cual le ayudará  en una de las decisiones más importantes de su vida.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.